1 Jun

Teoría del color aplicada al diseño (parte II)

Como comentábamos en nuestro último post, la psicología del color se basa en componentes emocionales y culturales. Vamos a ver qué simbolismo cromático tienen los principales colores para el sector del diseño gráfico, branding o marketing en nuestra cultura:

EL ROJO

Es un color altamente estimulante, lo que provoca sensaciones asociadas a la subida de adrenalina como huida, lucha, pasión y excitación. Según el brillo y saturación que utilicemos y cómo lo combinemos con otros colores puede resultar muy masculino o muy femenino, que evoque más acción o más misterio. Hay numerosas marcas que tienen como base este color: Coca-Cola, YouTube, Vodafone, Levi’s, Canon, Pinterest…

AZUL

Estadísticamente, el color más apreciado y utilizado por las marcas corporativas por su poder de generar una sensación de calma, seguridad, confianza y protección. También puede tener otros significados como honestidad y racionalidad. Su asociación con el mar y el cielo produce una sensación de solidez y dependencia. Es un color muy versátil según las tonalidades que utilicemos. En el entorno empresarial suele combinarse con el gris o el negro para dar una imagen más profesional. Un azul demasiado oscuro puede fatigar y un azul más celeste se asocia más a la espiritualidad y la justicia. Es utilizado en marcas como Facebook, Samsung, Ford…

BLANCO

La primera sensación que ofrece el blanco siempre es la pureza. Como vimos en el anterior post, es la suma de todos los demás colores. Se relaciona también con la inocencia, bondad, seguridad, salud, paz y elegancia. Es sencillo y fresco, estático y poderoso. Transmite sinceridad y orden. Es uno de los favoritos del minimalismo por su limpieza y luminosidad. En el diseño gráfico se usa mucho para logotipos en versión negativa, sobre todo en negro. Suelen usar este estilo marcas como el Banco Santander, Milka, Hugo Boss o Diesel, entre otras.

GRIS

Extremadamente neutro, puede percibirse como falta de compromiso por sí solo. Se asocia sobre todo a la tecnología, metalurgia y sector del automóvil, al no ser muy emocional. Sugiere precisión, competencia, control y sofisticación. No tiene carácter ni género. Puede ser aburrido y triste, pero en sectores como el marketing o el diseño gráfico puede sugerir madurez, fiabilidad y seguridad. En combinación con otros colores es muy útil para generar contraste. Muchas marcas utilizan una versión más brillante o próxima al plateado para evocar elegancia, experiencia y/o lujo, como Swarovski, Apple, Nissan, Mercedes o Jaguar, por ejemplo.

AMARILLO

Asociado con el sol y la calidez, el amarillo estimula la felicidad, el buen humor, la alegría, la iluminación, pero también se puede asociar en el sector gráfico al peligro o falta de seriedad. Es un color primario que estimula la inteligencia y creatividad. En el marketing, se asocia a productos de alta gama y lujo en su versión más brillante, cercana al dorado. También se asocia en publicidad a felicidad, verano, diversión, juventud o energía. Tiene la virtud de avivar otros colores. Lo vemos en marcas como Ferrari, Prosegur, McDonald’s, Schweppes, Bic o Lois.

NARANJA

El naranja despierta sensaciones asociadas a sus colores ‘madre’ como la excitación del rojo y la vitalidad del amarillo. Es abierto, atrevido y fresco, pero también puede transmitir irresponsabilidad. El naranja brillante es saludable, divertido, cómodo, fuerte (a veces incluso agresivo), cálido y juvenil. Según se hace más neutro nos recuerda más al otoño o al anochecer. Suele funcionar bien en contraste con colores más fríos o en marcas con un target infantil o juvenil y en el sector deportivo. También sirve para transmitir coraje y energía. Lo vemos en marcas como Nickelodeon, Orange, Fanta, ING, Euskaltel o Firefox.

VERDE

El verde es uno de los colores más relajantes del espectro al estar asociado a la naturaleza, el crecimiento y la fertilidad. Cuanto más intenso, más joven y enérgico. En tonos profundos sugieren más fiabilidad. Los tonos neutros evocan la tierra. Pero hay que tener cuidado ya que, en ciertos contextos y tonos muy claros, se puede asociar con enfermedad o decadencia. Hereda, como el naranja, algunas características del azul y amarillo que lo forman. Es relajante, pero también positivo. Transmite serenidad, bienestar y tranquilidad. Funciona muy bien en combinación con otros colores para equilibrar o para añadir un componente emocional ecológico. Prima en sectores como el alimenticio o el cosmético, pero está presente en todos en mayor o menor medida. Es el color de marcas como Greenpeace, Herbalife, Starbucks, Android, Movistar o XBOX, entre otras.

MAGENTA

El color magenta es uno de los colores primarios del sistema CMYK. Junto con el cian y el amarillo pueden obtenerse los secundarios azul, rojo y verde y, de ahí, el resto de colores. Se compone de las longitudes de onda del rojo y el violeta. Es uno de los colores más espirituales y se asocia a la bondad, ayuda, compasión, creatividad e independencia. No se recomienda un uso excesivo por su fuerza, pero sí nos ayudará contra la tristeza subiendo nuestra autoestima. En el marketing y diseño se usa para fomentar el entusiasmo, la fuerza y la vitalidad. Al asociarse al rosa tendía a usarse enfocado a un target femenino, pero esas tendencias están cambiando. Lo utilizan marcas como Instagram, UPYD o T-Mobile.

VIOLETA

Suele percibirse como evocador o misterioso. Se asocia a la fe, la bondad y la espiritualidad. El violeta intenso se acerca a la muerte, mientras que el pálido es soñador, nostálgico. Es un color muy enérgico y el favorito de mucha gente. El tono ciruela tiene a lo mágico. Es un color eficaz para concentrarnos y desarrollar nuestra creatividad. Lo utilizan marcas como YAHOO!, Hallmark, Benq Lakers o Milka, por ejemplo.

MARRÓN

La asociación del marrón con la madera y la tierra potencia la comodidad y la seguridad. La solidez del color lo hace atemporal y sus cualidades son la fuerza, lo natural, lo acogedor, la confianza, la robustez, el intenso trabajo y la defensa. Es fiable y durable. En un mal uso puede generar sensación de suciedad, tristeza o desmotivación. Se dice del estimula el apetito, por ello se usa sobre todo en sector alimenticio y restaurantes, en combinación con otros colores. En tonos suaves, combina bien con dorados para una sensación de lujo y, en tonos más fuertes, con naranjas para evocar modernidad. Lo usan marcas como UPS, M&Ms, Nespresso o Conguitos.

NEGRO

Por último, y no menos importante, el color negro. Un color extremo, el más intenso del espectro visible. No avanza ni retrocede en el espacio. Su misterio sugiere lo formal y exclusivo, autoridad, dignidad y superioridad. Como valores negativos, tiene la asociación con la muerte, el miedo o el luto en ciertas culturas. Como positivos, la profundidad, la elegancia, la fortaleza y el prestigio. En el sector del diseño gráfico y el marketing, sus aplicaciones son muy amplias. Si se usa en exceso puede provocar distancia e intimidación con el target. En pequeños detalles, sencillez y tranquilidad. Como color principal significa silencio, poder, elegancia. En combinación con otros colores, resalta las cualidades negativas del otro. Se recomienda usarlo con colores cálidos y brillantes. Lo usan multitud de marcas, sobre todo del sector textil, como Zara, Chanel, Adidas, Puma, Nike, Sony, Estrella Galicia, etc.

Esperamos que os haya resultado interesante. Como veis, un color puede tener significados muy diferentes según el uso que le des o cómo lo combines. Por ello, en el sector del diseño gráfico y el marketing hacemos un análisis del sector y los valores de la marca para escoger los colores más adecuados, su brillo, saturación, posibles combinaciones, que funcione en diferentes dispositivos y plataformas, positivo y negativo, etc. Y lo más importante, un completo manual de uso de marca para explicar al cliente el porqué de cada decisión y los usos y no usos que se le puede dar a la marca.

El color es el lugar donde nuestro cerebro y el universo se encuentran. Maurice Merleau-Ponty.

 


Fuentes: Tipografía para diseñadores, de Timothy Samara | significadodelcolor.com

14 May

¿Qué es el neuromarketing?

En estos últimos años, oímos hablar, cada vez con más frecuencia, del neuromarketing y lo fantástico que es para implementar nuestras estrategias de venta. Pero, ¿en qué consiste?

“El Neuromarketing es el uso de las neurociencias con la finalidad de facilitar y mejorar la creación, la comunicación y el intercambio de acciones, servicios y productos de valor entre grupos e individuos que necesitan y desean satisfacer sus necesidades mediante estos intercambios”. Philip Kotler

Con esta técnica, en la investigación de mercados, podemos analizar el comportamiento de los consumidores para tomar medidas que mejoren la calidad de nuestros servicios y/o productos en relación a sus necesidades.

¿Qué aplicaciones tiene el neuromarketing?

Las aplicaciones son tan amplias como amplio es el mercado: diseño de productos, branding, publicidad, usabilidad web, comunicación… Por ejemplo, analizamos las emociones objetivas y subjetivas de un sujeto mientras navega por una página web, mientras le pedimos que realice ciertas tareas, como buscar un producto o información específica. El análisis nos indicará qué ha sentido durante el proceso (estrés o frustración por no encontrarlo rápidamente o satisfacción, por lo contrario). A gran escala, se puede usar en un grupo de consumidores para conocer su reacción ante una nueva marca o campaña de comunicación, lo que permite tomar medidas antes de un lanzamiento que supone mucho dinero.

Dentro de las herramientas que utiliza esta técnica, se pueden incluir la electromiografía, la medición cardíaca, el electrocardiograma, el electroencefalograma, el seguimiento de ojos o la resonancia magnética entre otros. Como es obvio, los métodos evolucionan al ritmo que lo hace la tecnología, comenzando a comercializar productos como el anillo o el neuro casco de Usenns, desarrollado por Bitbrain Technologies, la empresa española más puntera en este sector. La función principal es medir la atención, emoción y memoria y estudiar cómo se comporta el cerebro humano durante el proceso de compra.

Los principales tipos de neuromarketing son el visual, auditivo y kinestésico (tacto, gusto, olfato). De esta manera, podemos analizar en la parte visual qué percibimos antes al entrar en una tienda o en una página web, o qué sensaciones nos produce una marca la primera vez que la vemos. También se puede estudiar, en la parte auditiva, el efecto que tiene en los consumidores los diferentes tipos de música de los locales o de las campañas publicitarias o el olor de un comercio o sabor de un determinado producto en la parte kinestésica.

Todo está perfectamente medido con estrategias de marketing, desde la posición de los productos de un supermercado, como la distribución de las ofertas en las tiendas de ropa o la iluminación de los locales. Las emociones son el motor de los consumidores y, por eso, cada vez se le da más importancia a su estudio.

Si te gusta el mundo del marketing y te ha resultado interesante, echa un vistazo a nuestro post ¿Conoces los 5 tipos de Marketing Digital?

 

Fuentes: Wikipedia, Muy Interesante

10 May

La ilustración, centro de la nueva campaña publicitaria de Magnum

Magnum lanza su nueva campaña de publicidad exterior de la mano del ilustrador francés Thomas Danthony y la agencia LOLA MullenLowe, artífice de la idea, que busca desmarcarse de los estereotipos del sector. La campaña está formada por cinco ilustraciones que ya se pueden disfrutar en Londres, y que pasarán por distintas ciudades europeas como París, Roma, Madrid o Barcelona.

El arte de Thomas Danthony, se caracteriza por su minimalismo, misterio y juego de luces. Ha tenido clientes de la talla de Google, The New York Times o The New Yorker, entre otros. La marca de helados ha elegido muy bien y ha conseguido una campaña diferente, elegante, y divertida. Mires donde mires… ¡tienes un Magnum!

Magnum_publicidad

 

imágenes vía Reason Why

6 Abr

¿Qué es un briefing, para qué sirve y cómo lo redacto?

En cualquier campaña de comunicación o planificación de imagen de marca, siempre se ha de partir de un briefing detallado en el que se basará nuestra estrategia creativa.

Un briefing es un “documento escrito mediante el cual el anunciante ofrece un cuadro exhaustivo y coherente de la situación comercial, señala los objetivos de comunicación y define las competencias de la agencia”. (Association of National Advertisers)

No tiene porqué ser un documento extenso, pero sí aclarar varios conceptos clave:

  • ¿Quiénes somos?: Describimos nuestro producto o servicio, su historia y trayectoria. Repasamos sus fortalezas, debilidades y los valores que queremos transmitir.
  • ¿Qué queremos y por qué?: Partiendo de una necesidad inicial que expondremos (pocas ventas, lanzamiento de nueva marca, fidelización, posicionamiento…), explicamos qué queremos conseguir con nuestro plan de comunicación, determinando los objetivos del diseño o campaña y los KPIs para evaluarla.
  • ¿A quién nos dirigimos?: Analizamos nuestro target o público objetivo para establecer nuestro nicho de mercado y realizar una segmentación lo más fiel posible.
  • ¿Qué queremos decir y cómo queremos decirlo?: Explicamos de la manera más clara posible de cómo se nos percibe y cómo queremos que nos perciban en el mercado. Centraremos nuestro mensaje en una idea sobre en qué destaca nuestra marca o servicio respecto a su competencia y decidiremos el tono y estilo que tendrá nuestra campaña de comunicación o desarrollo de marca.
  • Timing: Marcaremos los tiempos para el desarrollo del proyecto y las fases del mismo.
  • Presupuesto: Indicaremos el presupuesto con el que contamos para que se pueda desarrollar una campaña lo más ajustada posible al mismo y saber con qué apoyo contamos para las acciones.

Para el desarrollo del briefing deberemos ser claros y concisos y es crucial que exista buena comunicación entre cliente y agencia para que se pueda sacar el máximo provecho a la campaña.

Una vez entregado el brief, la agencia se encarga de elaborar su propuesta de acuerdo a todos los puntos. En dicha propuesta, se incluirá un plan detallado de la campaña, con todas las acciones a seguir, indicadores de éxito, tiempos de ejecución y costes totales.

Un brief se puede utilizar, tanto para el diseño de un logo o desarrollo de una identidad corporativa, como para una campaña de publicidad o estrategia de marketing online/offline.

Lo que tenemos que tener en cuenta es que, en ese documento, está el alma de una marca, producto o servicio. Algo que tenemos que respetar, mantener y proyectar de la mejor forma que sepamos sin perder su esencia.