21 Nov

Cómo crear una página web

Como hemos explicado en anteriores posts, al preguntarnos cómo crear una página web, debemos pensar qué fin queremos conseguir con ella. No es lo mismo un blog personal, que una página web corporativa que una tienda online.

Una vez tenemos claro en qué terreno queremos movernos y qué fines alcanzar, elegiremos un gestor de contenidos que se adecue a ello. Los más habituales y usables para un usuario medio, son WordPress para blogs y páginas web corporativas y WooCommerce o PrestaShop para tiendas online. Te contamos más sobre las plataformas de comercio electrónico aquí.

¿Cómo crear una página web?

Para crear una página web necesitarás:

  • Un logotipo: necesitas una marca, independientemente que sea una marca personal o profesional. Debe ser una marca diseñada y definida acorde con los valores que queremos mostrar.
  • Un dominio: tendremos que comprar un dominio adecuado.
  • Un alojamiento: Necesitaremos un alojamiento de confianza con las prestaciones necesarias para nuestro tipo de página web. Esto influirá directamente en la seguridad interna y externa de la página web, la velocidad de carga, el espacio en servidor…
  • Una plantilla: Una vez hemos escogido una plataforma de gestión de contenidos para crear una página web, necesitamos adquirir una plantilla de la que partir para desarrollar nuestro diseño. Esto nos ahorrará tiempo y costes de desarrollo. En casos muy concretos, prescindiremos de la plantilla si nos conviene más un diseño en HTML. Las páginas más utilizadas para buscar plantillas son Template Monster y Themeforest. Conviene fijarse bien en la versión que ofrece el vendedor, que sea adaptativa, si la actualizan periódicamente, el soporte, las valoraciones y cómo ofrece los archivos.
  • Textos legales: todas las páginas deben tener los textos legales visibles y actualizados según la última LOPD, da igual de qué tipo sean. Más información aquí.
  • Posicionamiento SEO: Respecto a cómo crear una página web, además de en la estética, debemos realizar una arquitectura web y elaborar unos contenidos orientados al SEO. Hay que cuidar las palabras clave, la legibilidad, la usabilidad y la programación back-end.
  • Mantenimiento: Si quieres que tu página web funcione, debes trabajar en ella con constancia, cuidando cada detalle y realizando un mantenimiento diario y actualización de contenidos periódica.
  • Plan de Medios Sociales: No es algo obligatorio, pero sí muy necesario, el acompañar tu página web de un plan de marketing en redes sociales. Con el PMS, analizarás tu situación actual, establecerás unos objetivos concretos y trazarás una estrategia a seguir para conseguirlos. Esto ayudará con la difusión y posicionamiento de tu página, la imagen de tu marca.

Conclusión

Saber cómo crear una página web puede ser muy sencillo, pero si lo quieres hacer bien tienes que tener en cuenta bastantes factores como los que hemos tratado de resumir. En Norden Estudio realizamos proyectos integrales para hacerte más sencillo el trabajo. Te facilitamos el dominio, alojamiento propio, compra y desarrollo de plantillas, elaboración de textos legales, labores de posicionamiento SEO/SEM, planes de marketing personalizados, gestión de redes sociales… Todo a través de personal cualificado para hacer poder gestionarte nosotros mismos desde el proyecto inicial, pasando por el desarrollo, hasta el mantenimiento y soporte pos-venta.

¿Tienes una idea? Nosotros le damos forma. Puedes contactarnos en info@nordenestudio.es

Artículos que pueden interesarte:

30 Jul

Qué es y para qué sirve una página web

¿Qué es una página web?

Cerca de un 80% de los españoles usa Internet a diario. Dentro de ese mundo virtual, encontramos los sitios web, documentos creados generalmente en HTML y que contienen texto, imágenes, vídeos, programas, enlaces, etc. con un desarrollo de páginas web adaptadas para la World Wide Web.

Las páginas web se pueden almacenar en un equipo local o servidor remoto. El servidor web puede restringir el acceso a una red privada o publicar el contenido en el World Wide Web, con acceso a las páginas web mediante la transferencia desde servidores con el protocolo de de transferencia de hipertexto (HTTP).

El World Wide Web

El World Wide Web (WWW) es un sistema de distribución de documentos accesibles vía Internet. Con un navegador web, un usuario visualiza sitios web compuestos de páginas web, y navega a través de esas páginas usando hiperenlaces. En octubre de 1994, se creó el World Wide Web Consortium (W3C) por un ingeniero del MIT, un consorcio internacional que genera recomendaciones y estándares para asegurar el crecimiento del World Wide Web a largo plazo. La oficina española del W3C se encuentra en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón desde 2003.

Evolución y desarrolo de páginas web

Las páginas web nacieron como sitios estáticos, ficheros que se descargaban para su visualización en el navegador. Sin capacidad de interactuación con el usuario. Con la evolución de Internet hacia la web 2.0 o web social, basada en compartir información, crear comunidad virtual y que el usuario deje de ser una parte pasiva y colabore en la creación de contenido, comenzó el auge de los blogs, redes sociales, web de auto-edición, aplicaciones web dinámicas, etc.

Las páginas web pasaron a ser dinámicas. No son un simple documento HTML, sino que se crean en un lenguaje interpretado, como el PHP, programado para plataformas de gestión de contenidos como WordPress o Prestashop. Aquí la web interactúa con el usuario, por ejemplo, a través de búsquedas de productos en la base de datos, dando la posibilidad de escribir opiniones, etc.

El desarrollo de páginas web puramente en HTML se va quedando relegado en favor de los sistemas CMS, herramientas basadas en aplicaciones web creadas con lenguaje PHP y que usan bases de datos MySQL que, no solamente permiten una edición más cómoda de los contenidos, sino que también implementa el dinamismo de las páginas web. Los sistemas CMS más conocidos son, por ejemplo, Joomla, WordPress, Drupal, PrestaShop, OpenCart o Magento.

¿Para qué sirve una página web?

Los sitios web son tarjetas de presentación, tanto de personas como de negocios. Al desarrollo de páginas web se le pueden dar múltiples usos: como medio de comunicación o información de diversos temas, publicidad, blogs, foros, educación, ocio (juegos, música, películas…) presentación de personas o empresas, tienda online…

Según tus necesidades y el uso que quieras darle a tu sitio web, (echa un vistazo a este post) te recomendaríamos el sistema de contenidos que resulte más adecuado para tus objetivos. Una página web a través de una plataforma adecuada, con un diseño accesible, usable y responsive, junto con un desarrollo de página web optimizado para el posicionamiento SEO, pueden conseguir unos resultados óptimos.

Desarrollo de páginas web integral

En Norden Estudio, especialistas en desarrollo de páginas web de Torrelavega, Cantabria y para toda España, disponemos de alojamiento propio, por lo que podemos realizar la parte de tu proyecto que necesites, o desarrollarlo de manera íntegra:

  1. Compra del dominio.
  2. Alojamiento en servidor situado en España con discos SSD, backup diario gratuito, migración de web y correo gratuitas y monitorización 24/7/365.
  3. Asesoramiento y compra de plantilla en la plataforma CMS más adecuada (WordPress, Drupal, Prestashop…)
  4. Diseño de identidad corporativa.
  5. Instalación, personalización y desarrollo web.
  6. Instalación de certificado SSL y pasarelas de pago.
  7. Asesoramientos sobre textos legales y certificación oficial de la LOPD.
  8. Tareas de mantenimiento y posicionamiento SEO/SEM.
  9. Planes de marketing personalizados y posicionamiento SMO/SMM.
  10. Gestión de redes sociales, community management.

¿Tienes una idea? Nosotros le damos forma. Contáctanos en info@nordenestudio.es o por teléfono/WhatsApp en 622 055 981.

 

16 Mar

5 pasos para escoger bien un dominio

El dominio es parte de la imagen de nuestra marca. Incluso puede condicionar el nombre de la misma. Por ello, nuestra elección debe seguir un proceso de selección cuidado. Lo hemos resumido en 5 pasos:

  1. BRAINSTORMING: Lo primero es coger un papel y realizar una lluvia de ideas teniendo en cuenta a qué nos vamos a dedicar y hacer una lista de keywords (palabras clave), añadimos prefijos o subfijos a nuestras palabras de interés, etc. Por ejemplo: Voy a abrir una tienda de diseño en Cantabria. Estará situada en Santander y se basará en decoración e interiorismo. No tengo preferencia por un nombre personal así que lo quiero dirigir al SEO. Escribo todo lo que se me ocurre en relación a eso: diseño, interiorismo, diseño de interior, decoración, etc. Después, con esas palabras vamos escribiendo posibles direcciones web que se nos ocurran como: diseño en Cantabria, diseño en Santander, diseñosdr, Interiorismo Cantabria, Interiorismo Santander, diseño interiores Santander, etc. El nombre no tiene porqué llevar la localización, son sólo ejemplos, pero ayuda con el SEO.
  2. INVESTIGACIÓN: Dedicamos un tiempo a investigar dentro de nuestro sector qué nombres son los más comunes, cuáles existen ya o cuáles se repiten más. Lo que nos interesa es destacar. Revisamos en un buscador de dominios cuáles de nuestros finalistas están libres y también conviene revisar las redes sociales para que luego no nos llevemos sorpresas. Con todo ello reducimos nuestra lista final.
  3. MEMORABLE: Nuestro dominio debe ser fácil de recordar, fácil de escribir y de entender, intuitivo y, a ser posible, breve. Menos, es más. No uses guiones ni números ni sigas modas. Las modas pasan, pero un dominio no es algo que debamos cambiar a menudo ya que va cogiendo antigüedad para Google y la perderíamos.
  4. EXTENSIÓN: La extensión es muy importante. ¿Nuestro nicho de mercado es internacional? Entonces, sin duda, un .com. En cambio, si es local o nacional nos conviene más un .es para posicionar más rápido, ya que la competencia se reduce y nos centramos en las búsquedas realizadas desde España. También tenemos la opción de coger más de un dominio para impedir que otro usuario nos coja el nuestro con otra extensión. Hay gente que hace negocio con eso. Por sólo 15€/año por dominio no es un gran gasto. Siempre depende del sector, tamaño de negocio y nicho de mercado. Sólo hay que investigar un poco y, si necesitas consejo, podemos asesorarte.
  5. HOSTING: Es hosting es muy importante. Los hostings low cost pueden darnos problemas de rendimiento de la página, de soporte posventa, limitación de productos, seguridad, etc. Los hostings profesionales tienen muchas ventajas y un mejor servicio. Nosotros, por ejemplo, que disponemos de hosting propio en España, tenemos discos SSD que mejoran la velocidad de carga y el rendimiento de la web, copias de seguridad diarias en diferentes discos, servicio de migración de web gratuito, no hay limitación de productos en los ecommerce, hay facilidad de pago y el soporte es 24/7/365. Son factores a tener en cuenta cuando vas a alojar tu dominio.

Esperamos que lo tengáis un poco más claro. Escoger un buen dominio es muy importante para que vuestro proyecto tenga éxito. Os dejamos con una infografía resumen.

26 Feb

10 términos básicos sobre diseño web que deberías conocer

Cuando queremos iniciarnos en el mundo de Internet con una página web personal tipo blog, una página web corporativa o una tienda online, necesitamos estar informados de la terminología básica para no perdernos en tecnicismos y poder expresar lo que queremos fácilmente.

Tanto si vamos a gestionar una de estas plataformas, como si la vamos a contratar para que un equipo profesional se encargue del diseño y desarrollo web, éstos son los términos básicos que debemos conocer (aunque podríamos incluir muchos más):

DOMINIO: Es un nombre único que identifica a nuestro sitio web en Internet, sustituyendo la dirección IP que nos correspondería, por un término amigable como nordenestudio.es. Puedes conocer cómo escoger un dominio adecuado para tu negocio aquí.

HOSTING: El hosting o alojamiento web, es el servicio que provee a los usuarios de Internet de un sistema de almacenamiento de datos accesible vía web (fotos, vídeos, bases de datos, páginas web, etc.) Es muy importante que tenga las características más adecuadas a nuestras necesidades. Si quieres saber más sobre los tipos de hosting, puedes hacerlo aquí.

GESTOR CMS: El gestor CMS (Content Management System) es el sistema de gestión de contenidos que usaremos para nuestra página web. La ventaja de usar un gestor CMS es la posibilidad de la compra de plantillas, fácil navegación, multitud de plugins para aumentar la funcionalidad o la fácil implementación del SEO. Existen muchos tipos de gestores de contenidos según la función de nuestra página web. Los más conocidos son WordPress, Joomla y Drupal para páginas web corporativas o personales y Prestashop, OpenCart o Magento para tiendas online. Son totalmente personalizables y sencillos para el mantenimiento posterior.

HEADER: Es la cabecera de la página web, donde incluimos el logotipo, el menú y, en ocasiones, datos de contacto, buscador o idiomas si se trata de una página web bilingüe. Se recomienda que no sea demasiado alto y hay que tener en cuenta que será común a todas páginas de la web, con lo que será nuestra identidad.

FOOTER: Es el pie de página de una página web. Al igual que la cabecera, es común a todas las páginas y sirve para poner la información esencial (enlaces al menú, contacto, enlaces a redes sociales, newsletter, información legal, etc.). Se recomienda no poner demasiado texto y que tenga un diseño limpio y claro.

USABILIDAD: La usabilidad es un factor crucial en el diseño web. Se trata de realizar un diseño intuitivo para el usuario, que le facilite la navegación con velocidad de carga, imágenes claras, orden lógico, información útil, etc. La experiencia de usuario debe ser óptima independientemente de su edad o condición. Sobre todo, hay que tener especial cuidado en las tiendas online, ya que la usabilidad de la página es un factor muy importante en el éxito de la venta.

RESPONSIVE: Un must have hoy en día en un diseño web es que la página sea responsive. Eso significa que debe ser adaptable a todo tipo de dispositivos móviles (smartphones, tablets, portátiles, etc.). De esta manera, mejoraremos la experiencia de usuario, nuestro posicionamiento SEO en Google y las tasas de rebote y de conversión.

TASA DE REBOTE: La tasa de rebote se corresponde al porcentaje de usuarios que abandonan la navegación en nuestra página web tras la visualización de una sola página. En el análisis del tráfico web se puede ver la evolución de la tasa de rebote y los segundos de media que tarda el usuario en abandonar la página.

TASA DE CONVERSIÓN: La tasa de conversión o CR (Conversion Rate) es el porcentaje de usuarios de nuestra página que se convierten en clientes realizando una acción, ya sea comprar un producto, realizar una reserva, registro o descarga. Esta tasa se obtiene dividendo el número de clientes que hemos obtenido entra las visitas totales a la página web y multiplicando el resultado por 100. Por ejemplo, en un mes hemos tenido 20 clientes y 5000 visitas a la web. La tasa de conversión sería (80/5000) x 100 = 1,6%. Son resultados que debemos ir midiendo para desarrollar las estrategias necesarias para ir aumentando esa conversión.

SEO: Este término seguramente sea uno de los más conocidos. Se trata de la optimización en motores de búsqueda (Search Engine Optimization) o, como se conoce vulgarmente, el posicionamiento web en buscadores. Para realizar esta tarea, contaremos con la ayuda de un especialista SEO que nos indicará cómo optimizar nuestra página web para mejorar los resultados orgánicos u otras estrategias, tanto gratuitas como de pago. Más información aquí.