Blog

Todo lo que necesitas saber para estar al día en SEO, diseño web y diseño gráfico

10 términos básicos sobre diseño web que deberías conocer

Cuando queremos iniciarnos en el mundo de Internet con una página web personal tipo blog, una página web corporativa o una tienda online, necesitamos estar informados de la terminología básica para no perdernos en tecnicismos y poder expresar lo que queremos fácilmente.

Tanto si vamos a gestionar una de estas plataformas, como si la vamos a contratar para que un equipo profesional se encargue del diseño y desarrollo web, éstos son los términos básicos que debemos conocer (aunque podríamos incluir muchos más):

DOMINIO: Es un nombre único que identifica a nuestro sitio web en Internet, sustituyendo la dirección IP que nos correspondería, por un término amigable como nordenestudio.es. Puedes conocer cómo escoger un dominio adecuado para tu negocio aquí.

HOSTING: El hosting o alojamiento web, es el servicio que provee a los usuarios de Internet de un sistema de almacenamiento de datos accesible vía web (fotos, vídeos, bases de datos, páginas web, etc.) Es muy importante que tenga las características más adecuadas a nuestras necesidades. Si quieres saber más sobre los tipos de hosting, puedes hacerlo aquí.

GESTOR CMS: El gestor CMS (Content Management System) es el sistema de gestión de contenidos que usaremos para nuestra página web. La ventaja de usar un gestor CMS es la posibilidad de la compra de plantillas, fácil navegación, multitud de plugins para aumentar la funcionalidad o la fácil implementación del SEO. Existen muchos tipos de gestores de contenidos según la función de nuestra página web. Los más conocidos son WordPress, Joomla y Drupal para páginas web corporativas o personales y Prestashop, OpenCart o Magento para tiendas online. Son totalmente personalizables y sencillos para el mantenimiento posterior.

HEADER: Es la cabecera de la página web, donde incluimos el logotipo, el menú y, en ocasiones, datos de contacto, buscador o idiomas si se trata de una página web bilingüe. Se recomienda que no sea demasiado alto y hay que tener en cuenta que será común a todas páginas de la web, con lo que será nuestra identidad.

FOOTER: Es el pie de página de una página web. Al igual que la cabecera, es común a todas las páginas y sirve para poner la información esencial (enlaces al menú, contacto, enlaces a redes sociales, newsletter, información legal, etc.). Se recomienda no poner demasiado texto y que tenga un diseño limpio y claro.

USABILIDAD: La usabilidad es un factor crucial en el diseño web. Se trata de realizar un diseño intuitivo para el usuario, que le facilite la navegación con velocidad de carga, imágenes claras, orden lógico, información útil, etc. La experiencia de usuario debe ser óptima independientemente de su edad o condición. Sobre todo, hay que tener especial cuidado en las tiendas online, ya que la usabilidad de la página es un factor muy importante en el éxito de la venta.

RESPONSIVE: Un must have hoy en día en un diseño web es que la página sea responsive. Eso significa que debe ser adaptable a todo tipo de dispositivos móviles (smartphones, tablets, portátiles, etc.). De esta manera, mejoraremos la experiencia de usuario, nuestro posicionamiento SEO en Google y las tasas de rebote y de conversión.

TASA DE REBOTE: La tasa de rebote se corresponde al porcentaje de usuarios que abandonan la navegación en nuestra página web tras la visualización de una sola página. En el análisis del tráfico web se puede ver la evolución de la tasa de rebote y los segundos de media que tarda el usuario en abandonar la página.

TASA DE CONVERSIÓN: La tasa de conversión o CR (Conversion Rate) es el porcentaje de usuarios de nuestra página que se convierten en clientes realizando una acción, ya sea comprar un producto, realizar una reserva, registro o descarga. Esta tasa se obtiene dividendo el número de clientes que hemos obtenido entra las visitas totales a la página web y multiplicando el resultado por 100. Por ejemplo, en un mes hemos tenido 20 clientes y 5000 visitas a la web. La tasa de conversión sería (80/5000) x 100 = 1,6%. Son resultados que debemos ir midiendo para desarrollar las estrategias necesarias para ir aumentando esa conversión.

SEO: Este término seguramente sea uno de los más conocidos. Se trata de la optimización en motores de búsqueda (Search Engine Optimization) o, como se conoce vulgarmente, el posicionamiento web en buscadores. Para realizar esta tarea, contaremos con la ayuda de un especialista SEO que nos indicará cómo optimizar nuestra página web para mejorar los resultados orgánicos u otras estrategias, tanto gratuitas como de pago. Más información aquí.

Post your comments here

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.